Ciudad,  Turismo

Bloemenmarkt, el único mercado flotante de flores del mundo

Pasear por el centro de Ámsterdam y perderse entre las infinitas callejuelas y canales de la ciudad es una cita obligatoria para todo aquel que visite la capital holandesa. Vivir la cultura amsterdamesa, maravillarse con su arquitectura y estilo y disfrutar de su enorme oferta turística y cultural son los principales atractivos que atraen a millones de turistas cada año a la capital holandesa.

Adentrarse en colorido centro de la ciudad deja maravillado a cualquiera que vaya. Sin suda alguna, ‘la Venecia del norte’ es una de las ciudades más bonitas y encantadoras que podemos ver en toda Europa. Y precisamente en pleno centro encontramos uno de los lugares más encantadores de la capital de los tulipanes: el Bloemenmarkt o Mercado de las Flores.

A orillas del céntrico canal Singel se sitúa este curioso y colorido mercado que, como particularidad, hay que señalar que es el único mercado flotante de flores en el mundo. Fundado en 1862, se trata del mercado más famoso de toda la ciudad. Su originalidad radica en que está levantado sobre barcazas o plataformas flotantes atracadas a los muelles del canal.

Debido a su altísima concurrencia, es recomendable siempre que se pueda acudir entre semana y así poder disfrutar plácidamente del lugar, así como comprar semillas, bulbas o, por supuesto, tulipanes.